jueves, 4 de abril de 2013

Un "trending topic" denigrante y tres menores en el juzgado en Cádiz

Durante toda la tarde del martes 2 de abril, se difundió en Twitter un vídeo donde una menor en una situación íntima es grabada con un teléfono móvil y luego publicado en la red.
El hashtag utilizado en Twitter se convierte en tendencia y se vierten en el mismo toda clase de comentarios, algunos que nos muestran las miserias humanas. Se expande vertiginosamente como suele ocurrir en esta red de microblogging.

La inconsciencia de la actividad en la red y la falsa idea de impunidad son dos características que se ponen de manifiesto en muchos casos donde intervienen menores. En la misma tarde de ayer a través del perfil de la policía en Twitter se advertía de posibles delitos que aquellas personas que difundieran dicho vídeo. 
Hoy jueves, se anuncia la detención de tres de los menores implicados. Informan que el vídeo fue difundido por el antiguo novio de la menor. Para complicar un poco más las cosas también se indica que fueron dos menores las que denunciaron los hechos, pudiendo dar a entender otras personas perjudicadas.

Aunque los llamados nativos digitales realizan un uso continuado de las redes sociales, también tienen un gran desconocimiento de una buena utilización de las mismas, produciéndose episodios de “ciberacoso” entre iguales y exponiéndose a los riesgos que su utilización les puede producir sino adoptan una serie de medidas de seguridad. La aparición de las últimas generaciones de smartphones de uso masivo por los adolescentes ha incrementado notablemente los riesgos a los que se exponen con consecuencias altamente dañinas.

Si es verdad, que hechos que vulneran los derechos de los y las menores también se producían y  producen en el mundo analógico, también es una realidad que la utilización masiva actual de las redes sociales amplifican espacial y temporalmente el daño que se realiza a la víctima, ya no es necesario que esta esté físicamente presente para que lleguen mensajes las veinticuatro horas del día, ahondando en su acoso y la denigración de su imagen, de su identidad digital. En algunos casos con finales dramáticos.

También el mundo virtual se convierte, a veces, en la construcción de los roles estereotipados de género, por lo que creemos debemos prestar nuestra atención. Algunas investigaciones apuntan a la necesidad de estudiar las redes sociales como elementos de control y ciberacoso en las parejas, para prevenir su mal uso por los adolescentes.

Por supuesto que no está en nuestra intención presentar las redes sociales como un elemento negativo a evitar, todo lo contrario, creemos que hay que introducir las mismas como elemento de aprendizaje y convivencia. Son ya muchas las experiencias que vamos conociendo de utilización de las mismas como instrumento de enseñanza y aprendizaje. Algunas específicas para usar con el alumnado como Edmodo, Grouply, Redalumnos etc, e incluso la utilización de Facebook, Tuenti o Twitter, aunque para ello siempre hay que tener en cuenta la edad del alumnado. 
Al ser estos menores, debemos ser muy cuidadosos con estas herramientas, ya en algunos casos ni siquiera alcanza la edad legal para su utilización, aunque sí que las utilizan a edades cada vez más temprana.
 Tal vez podamos convertir el trending topic en una oportunidad para el alumnado de nuestros centros educativos Algunos consejos y precaución en el uso de redes sociales insisten en los siguientes aspectos a trabajar con los y las menores.
Aspectos a tener en cuenta: 
● No concienciación de la repercusión. ● Privacidad de los datos. ● Ciberbullying. ● Grooming. ● Sexting. ● Ciberdelitos: phishing, ... ● Adicción. ● Machismo ● Pornografía ● Spam, virus, gusanos, troyanos.
 Consejos: ● No reveles datos personales. ● Lo que subes se queda en la nube. ● Lo dirías en la vida real. ● Necesitas ser como Lady Gaga. ● Las citas a ciegas. ● Suplantar la identidad es un delito. ● Cuidado con la webcam. ● Atento a las contraseñas. ● Para, piensa, antes de hacer click
Si tienes problemas pide ayuda

Introducir toda esta realidad de las redes sociales digitales exige un esfuerzo y no vamos a conseguir solucionar toda esta problemática sino seguimos permanentemente concienciando un buen uso, es un trabajo continuado.
La labor de las familias es muy determinante como en otros aspectos de la educación. Estas deben hacer un trabajo de acompañamiento en las redes sociales, labor preventiva que hay que empezar a edades cada vez más tempranas. Esto es muy importante porque también se detecta que los y las menores no solicitan ayuda del adulto sino confían plenamente en ellos.
Los centros educativos también tienen que trabajar la prevención. Puede ser el momento para iniciar una campaña o establecer algún tipo de debate con el alumnado, pudiendo luego mediante grupos realizar proyectos, carteles, pancartas, vídeos o material digital que les haga tomar conciencia sobre el mal uso de las redes sociales. El trabajo de alumnado ayudante digital, tutorías entre iguales, cibermanagers, pueden ser modelos interesantes.
Sin olvidar que al final lo que debemos educar es en el respeto, la solidaridad, responsabilidad...y todos esos valores que indican las leyes educativas en sus principios y objetivos.
También es necesario avanzar en un legislación que se adapte a la cambiante realidad digital. Sería interesante conocer las medidas de prevención que los proveedores de Internet tienen para proteger a los menores de esta otra cara de la moneda de la nube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, se publicará lo antes posible